Alimentarte se celebró en El Virrey y una vez más sus organizadores incumplieron con las exigencias impuestas para     su    realización, tales como: daños y manchas de grasa en adoquines y ciclorrutas, después de haberse invertido cerca de $900 millones para su reparación; invasión del Corredor Ecológico; malos olores; daños en árboles, zonas verdes y avifauna; inseguridad (pues hubo varios robos inclusive a los restaurantes) y otros. Se considera que hay espacios más apropiados y con mejor infraestructura, para realizar este festival.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone